Un Alma inquieta en busca de sosiego y tranquilidad, por GEMMA MUÑOZ

No le dolió el corazón al decir adiós, al dejar aquel lugar que había sido su hogar, dónde había acariciado el cielo y había conocido el infierno.Agarró las maletas y a sus niños y se fue en busca de la tranquilidad, del sosiego, arropada por sus dulces miradas y la música de sus sonrisas.-Vamos amores,Sigue leyendo «Un Alma inquieta en busca de sosiego y tranquilidad, por GEMMA MUÑOZ»