EL ANTIHÉROE, relato de Inés María Teso

Era un chico aparentemente normal, de cabellos color chocolate y muy lustrosos, cuerpo atlético y ojos de avellana. Felipe asistía al instituto y lucía un envidiable expediente académico impecable. Además era el prototipo de as en todos los deportes y pruebas físicas. Reunía una buena colección de amigos y «amigas». Era admirado y envidiado aSigue leyendo «EL ANTIHÉROE, relato de Inés María Teso»

Lluvia que florece

Este mes de abril nos ha regalado lluvia que hará florecer en mayo preciosidades por todas partes, en forma de flores silvestres. La lluvia representa la vida. Sin ella no existimos. Aunque a veces nos deprimimos viendo como llueve, hay que mirar de forma transparente y positiva. Sentirse depurado, limpio e hidratado, no se lograSigue leyendo «Lluvia que florece»

MI ALMA AFRICANA, escrito de Ana Isabel Delgado Cánovas

“Yo tenía una granja en África, al pie de las colinas de Ngong” Así comienza el libro de Isak Dinesen donde relata un tiempo de su vida en el que fue muy feliz. Yo también me he sentido muy feliz en mis viajes a África, mi continente, mi casa, mi refugio. Para mí el ParaísoSigue leyendo «MI ALMA AFRICANA, escrito de Ana Isabel Delgado Cánovas»

La Ventana, poema de Claudia Nemirovsky de Pueblas

Hay momentos de angustia, de mirar las sombras, de muchas tinieblas momentos de desempolvar recuerdos y de llorar ausencias. Pero, me detengo, cuando estoy por rasgar mis prendas cuando miro a través de la ventana y descubro tanta belleza. Unas palomas tan quietas después tanto vuelo aguiluchos desafiantes, golondrinas que regresan y la vida queSigue leyendo «La Ventana, poema de Claudia Nemirovsky de Pueblas»

1er Aniversario de escribelandia

Una vuelta al Sol desde la Tierra de la Escritura, escribelandia. Hoy hace un año que se inició este proyecto y quiero AGRADECEROS vuestros apoyos y participaciones en PAZ ✅🤓🌍🕊️ Nos encontramos sobrecogidos por nuestro entorno y gracias a todos, superaremos las guerras que asedian por todas partes. Celebremos la Vida y escribamos sobre ello.Sigue leyendo «1er Aniversario de escribelandia»

SIEMPRE es 14 de Febrero, relato de Silvia Gonzalo Zamora

Acariciaba la brisa mi piel, las lágrimas se deslizaban lentamente por mi rostro, mis oídos se percataron del sonido acelerado del corazón, cada vez más rápidos, más fuertes e intensos. Me tumbé en la arena, obviando aquel tañido perturbador que apagaba el ritmo de las olas rompiéndose en las frías rocas. Cerré los ojos, apreciandoSigue leyendo «SIEMPRE es 14 de Febrero, relato de Silvia Gonzalo Zamora»

LA LECCIÓN DE DUNGU, relato de Inés María Teso

Un chico africano de tez muy oscura entró a una taberna con posada y pidió unas patatas fritas. Cada día comía lo mismo y se hospedaba allí porque el alojamiento era económico. Eso sí, tenía que pedir prestado el dinero a un amigo que se lo enviaba «ipso facto» (hacen falta más amigos como él).Sigue leyendo «LA LECCIÓN DE DUNGU, relato de Inés María Teso»

EL AMOR DE SU VIDA, relato de Tamara Gil Alonso.

Desde muy joven comenzó a trabajar en el campo. Ayudaba a su familia a sacar adelante las plantaciones de cereales. Nunca abandonó la escuela y su espíritu emprendedor ganó terreno optando ya en la adolescencia por compaginar las largas jornadas de sol a sol, con los estudios. No quería conformarse con ese futuro tan esperado.Sigue leyendo «EL AMOR DE SU VIDA, relato de Tamara Gil Alonso.»

EL LIBRO ABANDONADO, cuento de Victoria Eugenia Guisado Gómez.

Tal y como te cuento, la Navidad estaba a punto de llegar al hogar de un pequeño libro abandonado. Nadie lo leía, estaba oculto en una enorme estantería en donde pasaba desapercibido y sus letras impresas estaban desdibujándose. En la casa que cobijaba al minúsculo librito habitaba una pareja esperando el nacimiento de su bebé.Sigue leyendo «EL LIBRO ABANDONADO, cuento de Victoria Eugenia Guisado Gómez.»

Las marcas de San Cosme Curador, cuento de Ricardo Lampugnani.

San Cosme Curador era un pueblo tranquilo, tradicional y pintoresco. Don Tirrino había sobrevivido a duras penas a un accidente cerebrovascular. El médico que lo atendió pensó en el estrés y la contaminación, pero no conocía San Cosme Curador. De haberlo hecho, les habría echado la culpa a los chorizos, al carajillo y al vino,Sigue leyendo «Las marcas de San Cosme Curador, cuento de Ricardo Lampugnani.»